Con tono de candidata y cuestionando al Gobierno: Yasna Provoste realizó cuenta pública del Senado a horas del lanzamiento de su opción presidencial

A un día de su definición electoral -anuncio que se concretará mañana en Vallenar- la presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC), realizó, en conjunto a su par de la Cámara de Diputados, Diego Paulsen (RN), la Cuenta Pública de ambas cámaras desde el Congreso de Valparaíso, con la presencia del Presidente Sebastián Piñera.

Con un tono directo, la senadora por Atacama fustigó duramente al Gobierno por el manejo de la pandemia del coronavirus, en especial a lo relativo a las ayudas sociales. De hecho, hizo énfasis en la compleja relación que tuvo el Ejecutivo con el Congreso en varios proyectos de ley, acusándolo, además, de impulsar una constante «crítica vacua e instrumental» ante cualquier diferencia en el Legislativo.

«En este periodo han brotado tensiones evidentes con el Ejecutivo. Primero, porque se transformó en una constante la crítica vacua e instrumental del Gobierno a cualquier diferencia que se manifestara aquí en el Congreso Nacional, que es un poder del Estado democrático y deliberante por excelencia. Luego, porque se repitieron exhortaciones públicas e imperativas a tramitar proyectos que ni siquiera habían sido presentados. Y la gran distancia entre las políticas comprometidas y la letra de los proyectos, pasó de despertar sorpresa a constituirse en práctica acostumbrada», dijo Provoste.

En ese contexto, Provoste recordó los proyectos que ha tramitado este año el Senado, como los retiros de fondos de pensiones, la Ley de Eficiencia Energética y la Ley Nacional del Cáncer. Otros, como el Postnatal de Emergencia.

«Pero estas leyes ya no bastan. Las deudas acumuladas por las familias y la lenta recuperación de la actividad económica y del empleo, hacen del pago de deudas una carga imposible de sobrellevar para muchas familias. Por eso, hemos propuesto de forma transversal en la Comisión de Economía, Presidida por el Senador Álvaro Elizalde, para paliar esta privación en forma solidaria, mediante la concurrencia de los deudores, el Estado y las empresas de servicios. Invito al Gobierno, al Presidente Piñera aquí presente, a que respalde esta fórmula, a que resolvamos este problema, antes de que se precipiten las consecuencias políticas y económicas de esto», aseguró.

«El drama que viven las familias radicadas en campamentos que aumentan día a día es indescriptible. Una existencia que gira en torno a la olla común, pues es la manera de sobrellevar la escasez y de mantener la organización de la comunidad. Niños y niñas sin acceso a Internet y a un computador que les permita contactar con la escuela», añadió en otro tema.

Todo esto fue para poner en contexto que Provoste cree «que no ayuda a salir del estancamiento un sistema político concentrado en las elites, incapaz de procesar y de satisfacer demandas y, en consecuencia, con una baja adhesión de la población. Donde sus principales actores políticos e institucionales han perdido ascendiente y capacidad de iniciativa. Esto revela el agotamiento de la voluntad política. Y esta fatiga institucional sólo contribuye a la parálisis de la acción urgente del Estado en beneficio de las personas».

La presidenta del Senado hizo varios guiños, entre ellos al resto de la oposición, en medio de las tensas definiciones presidenciales que están en curso en la centroizquierda y con un tono convocante a «las fuerzas transformadoras».

«Pienso que es bueno para el país un Gobierno dotado de facultades y una oposición fuerte, representativa y legitimada, que actúe con eficacia y con la sociedad civil en defensa de los intereses de las grandes mayorías. Soy también una convencida de la unidad política y social de las fuerzas transformadoras. Del compromiso democrático y social entre aquellos que aspiramos, y podemos darle sustentabilidad y gobernanza, a políticas públicas centradas en las personas, empapadas en el espíritu de la colaboración y la solidaridad», indicó.

A eso se sumaron agradecimientos y referencias a sus colegas del Senado que forman parte de la oposición, como a su antecesora, la PPD Adriana Muñoz, y los socialistas Rabindranath Quinteros y Álvaro Elizalde.

Según su entorno y algunos personeros DC, la senadora conjugó un tono crítico hacia el Gobierno con un mensaje dialogante, que delinea algunos temas prioritarios.

«Pese a las dudas y desconfianzas legítimas hacia el Gobierno, nos dispusimos a iniciar un diálogo centrado en las necesidades del país y de su gente. Para salir del atasco y superar disputas sin sentido y acabar con la lógica insensible de la autoayuda de las familias, concordamos un itinerario de conversaciones acerca de qué medidas tomar durante el tiempo que se prolongara la pandemia para brindar auxilio oportuno», añadió Provoste, recordando la Agenda de Mínimos Comunes, y sus grandes logros, como la Renta Básica Universal, el Ingreso Familiar de Emergencia de carácter universal, y el Bono de alivio para pequeñas y medianas empresas.

Vea la cuenta pública de Yasna Provoste acá:

Guiños a la Convención y lineamientos hacia el futuro

En su intervención, Yasna Provoste aludió a la deuda respecto a las violaciones de los Derechos Humanos durante el estallido social, que ha marcado las primeras semanas de la Convención Constitucional, que tuvo entre sus primeras declaraciones una relativa a los presos de la revuelta.

«En pocos meses, se van a cumplir dos años desde el inicio del estallido social, y es claro que Chile tiene una gran deuda en cuanto a las graves violaciones a los derechos humanos realizadas por agentes del Estado durante las manifestaciones. Las hasta ahora poquísimas sentencias condenatorias no se explican por la ausencia de evidencias, sino por una respuesta tardía y débil de las instituciones llamadas a hacerse cargo de la demanda de verdad y justicia».

«La instalación de nuestra convención trajo también consigo un hecho que nos debe llenar de orgullo. La elección de nuestra hermana Elisa Loncon como su presidenta. Mujer mapuche, que ha demostrado las cualidades precisas para este momento tan particular, la templanza y la sabiduría, la capacidad de escuchar y de decidir. Por lo mismo, no puedo dejar, no solo como presidenta del Senado, sino también como mujer y como diaguita, expresar mi admiración y toda mi solidaridad, por los ataques racistas y xenófobos, de los que fue objeto hace unos días. Chile no puede aceptar estos hechos», dijo Provoste.

Finalmente, la presidenta del Senado delineó lo que para algunos podrían ser ejes de su campaña presidencial, como la recuperación económica, la educación, la salud como un derecho constitucional, entre otros.

«Luchemos como país por el reconocimiento constitucional de la salud, para que sea un derecho universal, centrado en la persona, solidario, integral y preventivo. Es lo que anhelan Pedro y Maritza, de La Pintana…, no quedar abandonados a su suerte. Es imperativo vencer la violencia, la inseguridad y el mal trato para iniciar una era de paz y dignidad. Vamos a vencer el miedo y el dolor de la pandemia. Lo haremos llevando en nuestros corazones el recuerdo de quienes nos dejaron. Confiamos en Chile y su gente, confiamos en nuestro pueblo, en su mandato y en nuestras fortalezas», cerró Yasna Provoste.

Tras el discurso, la presidenta del Senado aseguró que se iba al norte, pues es en Vallenar donde mañana, pasado el mediodía, lanzará su campaña a La Moneda. En un punto de prensa posterior, sostuvo que serán los senadores y senadoras quienes definan si su cargo en la presidencia de la Cámara Alta es compatible o no con su candidatura. Además, se autodefinió como una mujer clara, con carácter.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *