Provoste sale a poner paños fríos a la resistencia del PC y el FA a la agenda de «mínimos comunes»: presidenta del Senado pide “no ver diferencias donde no las existen”

Al menos dos fuerzas políticas se bajaron, por ahora, del acuerdo de la oposición, liderado por la presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC), para lograr sacar adelante la agenda de «mínimos comunes» del Congreso con el Gobierno de Sebastián Piñera. Se trata del Frente Amplio y el Partido Comunista.

Resulta que en dos días más los senadores de oposición contestarán al Gobierno por la propuesta de «mínimos comunes», como lo confirmó la senadora Provoste. «Estamos en un proceso de escuchar, en tiempo acotado por el sentido de urgencia, y vamos a tener una respuesta como oposición este viernes», dijo esta mañana en Mega.

Y dentro de ese proceso de escucha en el Senado, si bien el PC y el FA tienen presencia mínima (el único senador del sector es el RD Juan Ignacio Latorre), esto es distinto en la Cámara de Diputadas y Diputados, en donde los primeros tienen 9 y los segundos 13.

Por eso, en la Cámara Baja ambas bancadas ya comienzan a alinear su postura frente a esta agenda de «mínimos comunes». Por ejemplo, en el PC el diputado Daniel Núñez ya advirtió que la agenda no les gusta porque «dejan fuera explícitamente el royalty y el impuesto a los ‘súper ricos’». «Es imposible financiar una renta básica de emergencia robusta, sin considerar estos recursos», añadió según reporta el diario La Segunda.

«Si esto no cambia, nosotros no vamos a ser parte de este proceso y vamos a esperar que los proyectos lleguen al Congreso», advirtió, aunque el PC teme que si estos proyectos avanzan por fuera de la agenda, el Gobierno pueda recurrir al Tribunal Constitucional.

En el Frente Amplio ya tomaron la decisión de no asistir a estas reuniones, ya que acordaron que las propuestas del Gobierno son muy informales. «No basta con maniobras del Gobierno. Lo de Provoste es valorable, pero el diálogo se da acá, en el Congreso», dijo el diputado y precandidato presidencial del partido, Gabriel Boric a Ex-Ante.

La presidenta de RD, Catalina Pérez suscribió a esta idea, ya que el «FA solo estará en un acuerdo donde los más ricos y poderosos cedan ante las chilenas y chilenos que hoy viven tremendas dificultades. Con las acciones de este Gobierno, eso no se ve posible».

La diputada Marcela Sandoval si bien apoya la postura del partido, acotó que «es un error pensar que cualquier diálogo que se dé pueda ser leído como una cocina. (…) Es caricaturizar el diálogo democrático que es muy legítimo».

Antes, Giorgio Jackson, el diputado que es autor junto a otros parlamentarios desde la DC al PC de un  proyecto para establecer una renta básica universal mientras dure la pandemia, indicó en T13 que las ayudas del Gobierno “han llegado por cuentagotas”. “El piso en la conversación es que no haya ninguna familia en Chile bajo la línea de la pobreza mientras duren estas cuarentenas”, añadió.

La réplica de Provoste

Consultada al respecto, la presidenta del Senado comentó esta tarde en el Congreso que “todos aquellos que creen que las ayudas sociales deben mejorarse, no podrían restarse de una iniciativa como esta”.

Luego intentó poner paños fríos, señalando que  “no queremos ver diferencias donde no las existen, y en eso hemos coincidido ambas Cámaras, esta es una conversación institucional que se hace acá en el Congreso, y todas las fuerzas políticas que quieran ser contribuyente a mejorar las condiciones de la comunidad van a poder sumarse en el momento es que lo estimen necesario”.

Reunión opositora

De hecho, durante esta jornada, las distintas bancadas de la oposición -sin el Frente Amplio y el Partido Comunista– se reunieron para abordar la contrapropuesta por la agenda de mínimos comunes del Gobierno.

El diputado socialista Manuel Monsalve dijo que la conversación tiene “como eje” la renta básica de emergencia, a diferencia del IFE ampliado que ofrece el Gobierno, con más cobertura, mayor monto para superar línea de la pobreza y más meses de beneficios. En esta línea, el jefe de bancada del PS, Marcelo Schilling, explicó que las bancadas acordaron que el subsidio debe extenderse hasta agosto y por un monto aún por establecer. Además, su financiamiento debe ser compartido entre el fisco y las grandes fortunas del país. “Llegó la hora que se pongan los que tienen más recursos. Así que, llegó la hora señalada de que los ricos también se pongan”, agregó.

En cuanto a las pymes, Monsalve indicó que el fondo planteado por el Gobierno de US$ 1.000 millones es insuficiente. “Se requieren subsidios y transferencias directas. Aspiramos a un fondo de US$ 3.000 millones para que de verdad levanten a las pymes”.

En la oposición además anunciaron que sostendrán durante el fin de semana un cónclave con organizaciones sociales, para recoger también sus propuestas sobre la agenda de mínimos comunes. 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *