Gobierno pierde por paliza en la Cámara de Diputados: tercer retiro pasa al Senado con indicación clave para sortear el TC e incluye rentas vitalicias

Al igual que lo que sucedió en julio del año pasado, con el primer retiro del 10% de los fondos de pensiones, las gestiones de La Moneda no tuvieron efecto, la derecha se volvió a dividir y solo un sector minoritario de no más de 20 parlamentarios rechazó la iniciativa. Finalmente, el proyecto de tercer retiro fue aprobado en particular en la Sala de la Cámara de Diputados, y seguirá su trámite en el Senado con una indicación que busca sortear el Tribunal Constitucional y que incluye a los pensionados de rentas vitalicias.

El proyecto -que modifica normas transitorias de la Constitución– fue aprobado en particular por una abrumadora mayoría de 120 a favor, 18 en contra y 2 abstenciones. Luego, una indicación clave para sortear el Tribunal Constitucional que señala la frase “sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo numero 65 N 6 de la Constitución”, tuvo 92 votos a favor, 38 en contra y 10 abstenciones. Desde la oposición apuestan a que este articulo pueda bloquear cualquier estrategia del Gobierno de llegar al TC.

La primera votación en particular:

La votación sobre la norma del TC:

De todos modos, el Gobierno que más temprano descartó la propuesta de Joaquín Lavin de recurrir a los fondos de cesantía- no se movió un ápice de su libreto, De hecho, el ministro de la Segpres, Juan José Ossa, ratificó la carta de TC, señalando que “jamás el Gobierno ha señalado que no cumpliría con su deber de recurrir al TC. Aunque sea impopular, no hemos engañado a nadie”.

También en particular, la indicación que incluye a los pensionados de rentas vitalicias fue aprobada con 107 a favor, 20 en contra y 14 abstenciones. La única indicación que quedó en el camino, por 86 a favor y 43 en contra, fue la que crea un fondo de reintegro de retiros previsionales, ingresada por los diputados de FRVS Jaime Mulet y Alejandra Sepúlveda.

Revise la votación sobre rentas vitalicias:

“Lo mejor para sortear el TC era la norma permanente, pero con lo aprobado hoy le estamos haciendo mucho más difícil ese camino, porque hoy nos hicimos cargo del fallo de TC y lo que estamos haciendo en la práctica es una excepción de la iniciativa exclusiva del Presidente de la República en materia de seguridad social. No estamos afectando el derecho a la seguridad social, sino regulándolo de manera transitoria para que en estado de excepción constitucional el Congreso también pueda proponer un retiro de fondos, porque en un estado de catástrofe hay un compartimento de poder entre el Presidente de la República y el Congreso”, explicó el diputado Matías Walker.

Dardos hacia la derecha

El debate en particular en la Sala -donde a diferencia de la mañana, solo intervino un representante por bancada- estuvo marcado por las críticas de la oposición a la votación en general de la derecha, la cual se pronunció contra el proyecto de normas permanentes, y optó por apoyar el que modificaba normas transitorias. Esto en definitiva significa que el tema nuevamente pueda caer en manos del TC y deje la suerte del proyecto en manos del Presidente Sebastián Piñera y del organismo que encabeza su histórica asesora María Luisa Brahm.

A juicio del diputado PS Marcos Ilabaca, la votación en general de la derecha fue una “hipocresía”, mientras el diputado DC Matías Walker planteó que “muchos diputados de RN dijeron que lo hacían con la convicción de que el Gobierno no iría al TC, pero no pasó ni un minuto para que el ministro Ossa anunciara reserva de constitucionalidad. Me imagino lo utilizados que se deben sentir”, espetó.

Por eso Walker indicó que “llamamos al Presidente Piñera a no judicializar este conflicto» en el Tribunal Constitucional. “Vamos a tener que pedir por favor señor Sebastián Piñera no recurrir al TC o rogarle al TC que algún ministro cambie su voto”, ironizó el diputado Ilabaca.

Ricardo Celis (PPD), por su parte, acusó que “el país ha sido engañado por Chile Vamos, que se puso de acuerdo para votar en contra de la reforma permanente”, mientras  Alexis Sepúlveda (PR) dijo que acudir al TC «es ponerle fuego a la hoguera»: «¿Qué autonomía e independencia puede tener ella (María Luisa Brahm, la presidenta del órgano) para decidir lo que obra este Congreso?», indicó.

En tanto el diputado Gabriel Boric (CS) disparó contra el Gobierno que “no comprende la magnitud y transversalidad del problema. El registro Social de Hogares no funciona» y señaló que las únicas propuestas que se han presentado apelan a que los trabajadores deban “rascarse con sus propias uñas”.

Además, aseguró que el Ejecutivo tampoco ha accedido a tramitar proyectos como el Impuestos a los Super Ricos o el royalty minero, que permitirán generar recursos para enfrentar de mejor modo la emergencia económica que ha provocado la pandemia.

En otra intervención, el diputado Karin Bianchi disparó contra el ministro Melero, señalando que fue “una bofetada el nombramiento de un ministro de extrema derecha que llevaba 30 años votando contra los pensionados y ahora está en previsión social”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *