Pie de Limón Frio

Los ingredientes que vamos a necesitar para la preparación de este rico Pie de limón frío son:

  • 7 limones
  • 1 paquete de galletas
  • 1 lata de leche condensada
  • 1 lata de leche evaporada
  • 1 limón
  • 1 barrita de mantequilla

Pasos para la preparación de este riquísimo postre:

El primer paso que debemos llevar a cabo para la preparación de esta rica receta de Pie de limón frío es cortar los limones y los vamos a exprimir en un recipiente. Puedes usar un poco más o un poco menos, dependiendo del nivel de acidez que quieras en el sabor del pie. Luego vamos a sacar las galletas del paquete y las vamos a triturar por completo, podemos usar para esto la licuadora.

Ahora vamos a tomar la mantequilla y la vamos a derretir en el microondas o baño maria, cuando esté líquida, la añadiremos al recipiente en el que tenemos las galletas y vamos a comenzar a mezclar bien hasta obtener una mezcla que tenga consistencia como de tierra mojada.

Ahora, vamos a engrasar un poco el molde en el que haremos el Pie de limón frío y colocaremos las galletas trituradas, y vamos a comenzar a formar la corteza del pie, para ello, iremos aplastando poco a poco las galletas para que se vayan compactando en el fondo del molde. Podemos ayudarnos con un vaso plano o algún otro instrumento que nos ayude a aplanar bien todas las galletas por toda la base del molde.

Ahora lo vamos a llevar al refrigerador mientras preparamos el resto del pie. Lo que haremos será colocar en la licuadora la leche evaporada, la leche condensada y el jugo de los limones que exprimimos al principio. Vamos a mezclar estos ingredientes perfectamente, durante unos 4 o 5 minutos, hasta que quede todo bien integrado y obtengamos una mezcla homogénea.

Por último, para que nuestro Pie de limón frío esté listo, lo que haremos será sacar el molde del refrigerador y verter la mezcla sobre la corteza de galletas, que ya se debe haber comenzado a endurecer. Luego llevaremos todo al refrigerador de 2 horas y media a 3 horas y listo, estará perfecto para servir. Si lo quieres más pronto, déjalo en el congelador por 1 hora y media, pero si no, también puedes dejarlo en el refrigerador de una día para otro.

Agregar un comentario